Los que por alguna razón leen

martes, 3 de agosto de 2010

Cuerpo celeste.






El más precioso cuerpo celeste, de la Inmensurable oscuridad de la noche eres.
Gran resplandor; que con el delicado y apacible tacto de tu luz, desnudas todo mi ser.
¡OH querida y amada luna, lumbrera de mi oscuridad!
Lamentablemente no sola en el firmamento estas. Hay también pequeñas grandes lumbreras Que desvían mi atención y trastornan mi corazón
¡OH querida y amada luna!
Nunca Provocar daño ha sido mi intención, Solo es desesperación…
Tanta luz bella que titila en las alturas, que mi vista se pierda el ella… esa es mi aflicción.
Mi corazón te pertenece y siempre te pertenecerá.
¡OH querida y amada luna, con tu luz se que siempre me bañaras!
Llenarás de abismal alegría mi existir y mi razón, Cuando en aquella noche brumosa sienta en mi tu tacto, primor
¡OH querida y amada luna, Ya no quiero más estrellas!
Sálo me basta con verte imponente al lado de ellas.
Muchas cosas en la inmensidad. Hay… Meteoros, estrellas, planetas
Y cometas… y quizás otros seres,
Pero… de la inmensurable oscuridad de la noche…
El más precioso cuerpo celeste eres.
Publicar un comentario