Los que por alguna razón leen

lunes, 25 de julio de 2011

Tres situaciones. Un mal momento

Imagen de la Web

Situación Primera:
Esa noche traduje lo que tu cuerpo pedía del mió. Intentaba a cada minuto huir del sueño que agobiaba mis cansinos huesos. Inútilmente nos acariciamos viéndonos sólo nuestras siluetas. Nos olimos. Unos escasos besos. El sueño me venció y te dejaste vencer por tu sueño oportuno. Terrible noche de caricias truncas; pasiones y deseos desaparecen entre ronquidos inoportunos.

Situación Segunda:
Quise abusar de ti, como habíamos planeado la noche anterior. Besé tus labios ebrios. Y Morfeo te llevó

Situación Tercera:
Una cama perfumada. El alcohol en nuestras cabezas. El deseo febril del vaivén de nuestros cuerpos.
Un crujido. El llanto del recién nacido, terminó de golpe con nuestro incendio.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...