Los que por alguna razón leen

martes, 19 de octubre de 2010

Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.(Como decía don Neftalí Reyes)




¿Prematuro sentimiento?
Reprimo mis deseos
De llenarte de halagos.
Y que tus oídos sean tocados
Por la dulce promesa
Que brota con tu presencia
Desde mi corazón

Cesa el momento y el sentimiento
Se desvanece en el siseo del gorrión
Que vuela bajo las nubes…
…Y el tormento.

Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
Hoy, ya son momentos perdidos
Contemplados desde el presente
Con la viva congoja y el dolor de lo abatido.

Hoy anhelas con urgencia
Acariciar el cariño de mis letras,
Oír atreves de aire, el amor
Que té profeso con tanta diligencia.

¡AH! Ahora deseas que diga cosas dulces.
Resignada lloras, la ausencia del detalle al viento.
A causa del veneno emergente.
Que florece, de la cueva
Que adorna la más preciosa
De las geografías conocidas.
Publicar un comentario