Los que por alguna razón leen

miércoles, 31 de octubre de 2012

Día uno








Hoy el sol encandila: -mejor seria esconderse en la cueva de los recuerdos y revolcarse el tiempo necesario
Hoy el calor me sofoca: -mejor es sentir la frialdad de siempre, congelar los latidos para que la ciencia se muestre. (Necesito ser racional)
Hoy tu vida está ausente, siguen habiendo latidos; veloces firmes y fuertes.
Hoy mis palabras se pierden con el desánimo de no alcanzar tu oído paciente.

Hoy es el primero de muchos días sin ti. No han pasado 24 horas y tengo la garganta llena de te amos. - No sé, es todo tan difícil, salir de la inercia es lo que cuesta. (Dicen)

Las manos aparecen de la nada y tiran de mi en dirección a ti, mientras recuerdo esa frase del cuervo: “never more”
El reloj avanza lento y los minutos desgranan cada letra de tu nombre. Inmortal en el tiempo, este de arma nuevamente y el ciclo se repite.

Soy impertérrito al recuerdo de tus noches, de tus besos, tus caricias, el tacto de tus manos en las mías, el aroma de tu pelo, el saber de tu piel. (Pero eso es solo por fuera)

Hoy deseo que se hiciese realidad se pensamiento de infante, esas ganas de morir y desaparecer, pero: -¡Calma! Dice la voz en lo profundo y es cuando me pregunto: ¿será lo correcto? - ¿cómo saberlo?
Como me gustaría tener la certeza de que esto es transitorio o la convicción de que lo que fue, no será más, para poder sumirme en devastación completa. Como me gustaría ser la tía de “Vincent” y caer en esa olla de aceite y quemarme de una vez. (Así pago desde ya, el daño hecho de forma involuntaria)

¿Seremos parte de un proceso transitorio? ¿Será que nos topamos para poder darnos cuenta de lo que somos, lo que tenemos? ¿Por qué todo debe ser decisiones? – La vida no es algo envasado, es un productos de debemos trabajar de la mejor forma posible, para que cuando llegue la hora de servir la mesa, aquellos que disfruten del plato, se deleiten. (El chef no come todo lo que prepara) - deja de pensar y sigue con tu trabajo, pero antes: música. ¡Te hace falta! “AMOUR de Rammstein” estará bien – me dice esa vocecilla interna.
Publicar un comentario